Clásicos que debes conocer: la caipirinha

27/05/2020 Desactivado Por admin
Clásicos que debes conocer: la caipirinha

Uno de los cócteles más refrescantes para el verano es la caipirinha. Junto con el mojito, cóctel con el que comparte varios ingredientes, es uno de los cócteles refrescantes por excelencia.

La caipirinha se trata del cóctel insignia de Brasil, su país de origen. Se trata de una bebida de fácil elaboración y excelente sabor.

Aprende en este artículo a preparar una caipirinha. Podrás preparar caiprinhas de forma fácil y rápida tanto en tu casa como en el bar. Se trata de uno de los cócteles clásicos imprescindibles por lo que debes incorporarla a tu recetario de cócteles si quieres triunfar entre tus invitados o clientes.

Historia de la caipirinha

Los orígenes de la caipirinha, al igual que el de muchos de los cócteles clásicos, son difusos. Sin embargo es sabido que se originó en Brasil en el siglo XIX entre la comunidad de esclavos que trabajaban en las plantaciones del gigante sudamericano.

Estas gentes del campo gustaban de beber el jugo de la caña de azúcar, al que conocían como «garapa». Los terratenientes explotadores de esclavos comenzaron a incorporar a sus fiestas y eventos de la alta sociedad paulista la garapa mezclada con cachaça y zumos de frutas como signo de la importancia de la caña de azúcar en el estado de Sao Paulo. De aquí se originan las batidas.

La batida de limao se considera la predecesora de la caipirinha. Ésta evolucionó hasta el cóctel que conocemos hoy en día al comenzar a producirse hielo de manera industrial y al incorporar trozos de lima en el vaso. Ésto propició que la cáscara de la lima al ser machacada extraiga sus aceites dándole un sabor especial al brebaje. El hielo le aportó el frescor que ayudó a que la caipirinha rápidamente se popularizara en todo Brasil y posteriormente en el mundo entero.

Ingredientes

  • 1/2 lima
  • 1 o 2 cucharadas de azúcar (al gusto)
  • 60 ml de cachaça
  • Hielo (picado o en cubitos)

Procura utilizar en tus cócteles siempre productos frescos. Si utilizas una lima pasada estropeará el sabor del cóctel. Si optas por zumos concentrados tampoco obtendrás el resultado esperado. Las limas frescas son fáciles de conseguir hoy en día. No racanees con esto.

En cuanto al azúcar, recomendamos azúcar blanco pues se disuelve mejor en bebidas frías que el azúcar moreno, por ejemplo. Como siempre está en tu mano experimentar con diferentes azúcares y edulcorantes para obtener tu propia receta según tu gusto. Como consejo utiliza azúcar fino para facilitar la disolución. Puedes conseguir esto de manera fácil con un molinillo de café o una batidora. No es preciso que lo compres específicamente. Otra opción válida es utilizar jarabe de azúcar.

La cantidad de azúcar, entre una y dos cucharadas, se adaptará al gusto de quien vaya a consumir la bebida. También hay que tener en cuenta la cachaça que utilizarás en la elaboración, pues unas son más dulces que otras. La legislación brasileña permite añadir azúcar a la cachaça hasta un máximo de 6 gramos por litro.

Existe variedad de cachaças en el mercado. Encuentra tu favorita. La cachaça se trata de un aguardiente producto de la destilación del jugo de la caña de azúcar fermentado.

La cachaça es un destilado de la familia del ron. Se diferencian entre si en que el ron se elabora a partir de melaza, que es un subproducto anterior a la cristalización del azúcar.

En cuanto al hielo nos encontramos ante el mismo dilema que con el mojito. En Brasil debido a su clima caluroso se utiliza hielo en cubitos, pero en Europa y Norteamérica se estila servirla con hielo picado.

Elaboración

La elaboración de la caipirinha es simple. Se prepara directamente en el vaso. No es necesaria una coctelera. Nosotros recomendamos servirla en un vaso bajo o vaso old-fashioned.

Trocea media lima en pedazos pequeños. Introduce los pedazos de lima y el azúcar en el vaso. Machaca con un muddler o mano de mortero para extraer el zumo de la lima.

Añade el hielo hasta completar el vaso y vierte 60 ml de cachaça. Remueve con una cuchara para mezclar los ingredientes.

Decora con una rodaja de lima y sirve con pajita.

Variaciones de la caipirinha

Que la caipirinha sea un cóctel simple y de pocos ingredientes permite que sirva como base para crear otros cócteles a partir de el. Existen gran variedad de recetas de cócteles que se inspiran en este clásico brasilero.

La caipiroska es un cóctel en el que se cambia la cachaça por vodka. Excelente para los que prefieran este destilado del este europeo.

Quienes prefieran el ron, tienen como opción la caipiríssima. En esta elaboración se substituye la cachaça por ron blanco.

Se puede jugar con distintas frutas, como la fresa, la frambuesa, la fruta de la pasión… Prueba a experimentar con diferentes frutas. En los meses más fríos del año puedes probar también con especias como el jengibre, la canela, la nuez moscada y frutas como la pera. Haz tu receta única.

Si te ha gustado este artículo, explora el blog o visita las diferentes secciones de decoctel.com donde encontrarás información sobre diferentes utensilios para coctelería.